Enseñarle a un perro a hacer pipí fuera de casa o en un lugar específico es fácil, no es rápido, pero sí se puede lograr en una semana. Como todo lo que tiene relación con la educación canina, no es magia, requiere mucha paciencia y constancia.

¿Como le enseñó a mi perro a hacer pipí o popo afuera?

Existen dos métodos: el fácil y no muy trabajoso, y el largo y tedioso 😬. En los dos se requiere mucha responsabilidad ya que uno debe crear una rutina y estar pendiente del perrito.

1. El método fácil

Puedes usar una cajita o un kennel para que tu perro duerma. El espacio que le das no debe ser muy amplio, el perrito solo necesita un lugar para dormir y por lo general los perros no se hacen pipí o popo donde duermen.

Tal vez te vaya a partir el corazón ver al perrito encerrado para dormir pero si lo ves desde otra perspectiva es como que un niño vaya a dormir a su cuarto. La diferencia es que este «niño» no necesita televisión, velador, lamparita de noche, tablet, radio, etc. El perrito solo necesita un espacio y una cama.

Al tenerlo guardado en el kennel obligas al perrito a dormir y acostumbrarse a tener un cuarto y una cama. Lo dejas dormir en la noche y en la mañana lo sacas a que haga pipí y popo. Debes esperar a que haga sus necesidades y premiarlo con voz dulce y emocionada diciendo «muy bien mi perro» o «muy bien (nombre del perrito) 😬»

Siempre que no vayas a tener vigilancia sobre él es recomendable que tu perrito permanezca guardado en el kennel. Pero no violes horarios, tampoco es recomendable que pase mucho tiempo encerrado porque puedes provocar un daño psicológico en él.

1. El método largo

Si te «duele» dejarle guardado y piensas que somos desalmados por haber recomendado este método, existe el método largo y tedioso. Requiere mucha mayor paciencia y responsabilidad con tu perrito.

En este método igual debes crear una rutina con el perro, debes pasar mucho tiempo con él y estar siempre vigilante a sus movimientos. Apenas lo veas que se va a poner en posición para el 1 o el 2 debes decir un firme «NO» y llevarlo a dónde quieres que haga sus necesidades. Recuerda que es un «NO» firme, no debe ser un grito de desesperación o un grito así «Noooooooooooooooooooooo» 😱. No es necesario gritar. Con un simple «No» firme tu perro entenderá que le estás corrigiendo.

Ya cuando lo lleves al lugar donde quieres que haga sus necesidades debes gratificar a tu perrito con un «muy bien» en tono dulce y emocionado. Así él se dará cuenta más rápido donde tiene que hacerlo.

Diferencias según la edad del perro

Los cachorros menores a 4 meses no pueden controlar sus esfínteres (no pueden realizar el aprendizaje de “ir al baño”). Por lo que debes tener mucha mayor paciencia a esa edad. Es como enseñarle a un bebé a que deje de usar el pañal.

Los perros adultos tienden a marcar territorio, sobre todo los dominantes. Como dueño de casa y líder de la manada, no le puedes permitir al perro que haga sus necesidades en tu espacio. Por eso es muy importante corregir estas conductas.

Debes mantener un horario fijo de comida. Los perros menores a 6 meses comen 3 veces al día, los mayores a 1 año comen una sola vez al día y de preferencia en la noche. Los perros tienen digestión lenta y por eso es recomendable que coman en la noche para que descansen mientras digieren. Si uno le da de comer varias veces al día el perro también va a hacer popo varias veces al día.

Los horarios de la comida

Si tu perro es adulto y hace mucho popo, debes consultar con tu veterinario acerca de la dieta que tiene porque puede ser que no esté asimilando los nutrientes de la comida y tal vez necesite otro tipo de dieta.

Si tu perro come una vez al día, debe hacer máximo 3 veces popo al día.

Sistema de corrección/recompensa

Todas las correcciones o gratificaciones que le des a tu perrito deben ser en el momento en el que haga la acción. Si nosotros corregimos al perrito después de que ya haya hecho lo que hizo, él no va a entender por qué lo regañas, peor si es horas después.

Muchas personas dicen «pero sí sabe que hizo mal, mira cómo se va a esconder». En realidad él no sabe que hizo mal, él solo sabe que te enojaste y está huyendo del enojo porque sabe que algo malo va a pasar.

Cosas que NUNCA debes hacer

Si encontraste el popo de tu perrito en tu casa y lo vas a corregir. NUNCA pongas su hocico enseñándole el popo para que lo «recuerde», esto puede traer un grave problema psicológico y puede causar coprofagia (que se coma el popo)

La mejor manera de corregir a un perrito para que deje de hacerlo dentro de casa es corregirlo al instante. Si ya encontraste el popo o el pipí ya hecho, simplemente respira profundo y ponte a limpiar.

Estás son la dos mejores maneras de enseñarle a tu perrito a hacer las necesidades afuera o en un lugar específico. Recuerda que requiero mucha paciencia, constancia y disciplina. 👍🏻😊