Existen más de 300 razas de perros al rededor del mundo, y como siempre lo hemos dicho, todos tienen un origen en común: el lobo.

De salvaje a mejor amigo

¿Cómo es posible que el perro haya pasado de ser un animal totalmente salvaje a ser el más fiel amigo del ser humano? La respuesta está en una adaptación que fue tomando forma durante más de 10 mil años. Según Playground, hace aproximadamente 12 mil años, en Eurasia y Europa, el lobo empezó a acercarse a los asentamientos de tribus, aprovechando al carne de restos de animales muertos que desechaban los humanos, con lo cual su supervivencia se le hizo más fácil. Con el paso del tiempo fue tomando confianza y los primeros pasos en su domesticación fueron tomados.

El cuidador de la manada, de la tribu

Como retribución a su compañía, que delataba la presencia de otros depredadores más peligrosos, como pumas o coyotes, su capacidad para cazar, vigilar y proteger el grupo, los cazadores lo convirtieron en su primer animal doméstico. Al seguir las migraciones de los grupos humanos, estos lobos dejaron de reproducirse con su antigua manada, los lobeznos eran criados directamente por las mujeres y los niños de la tribu. De esta forma, el lobo pasó a ser perro: se hizo más pequeño, perdió dientes y garras, aunque conservó el comportamiento de una cría a través de su docilidad, capacidad de juego y adaptabilidad.

La aparición de las razas

La adaptación natural a todos nuestros hábitats y la selección artificial a lo delrgo del tiempo dieron como fruto distintas y variadas razas de perros, han hecho de él el mamífero más diverso del mundo. Los que fueron llevados a climas más fríos han conservado el pelaje del lobo, más grueso y protector, mientras que los que se adaptaron a las zonas más cálidas han perdido gran parte del pelaje. En ciertos lugares gustaban los perros más pequeños, se fueron moldeando razas, cruzándolas en sí, para obtener el tamaño y el peso deseado.

La función que desempeñaba el perro, como el pastoreo, la vigilancia o la ayuda en la caza o en la no videncia de personas, también han sido fundamentales en la selección y el cruce de razas para obtener unas para el efecto esperado.

Divergencias en su origen y evolución

Hay quienes discrepan sobre su origen en el lobo, hay teorías que dicen que el perro y el lobo tienen un ancestro en común, el miacis o miácido. Hay otras teorías que pregonan por otro ancestro: el chacal.

Esto ya lo habíamos analizado en nuestro artículo “Los ancestros del perro

También redactamos un artículo más completo sobre cómo fue domesticado.