Perro Agresivo Quito

 

Pibull, Rottweiler, Doberman, Akita y Chow Chow son algunas de las razas que fueron satanizadas por su temperamento y fuerza. Sin embargo las estadísticas dicen que la mayoría de casos de agresividad de perros a humanos es causada por canes de raza pequeña. Es injusto que un perro sea catalogado como agresivo por la irresponsabilidad y el desconocimiento de su guía.

En el Ecuador 30 personas son mordidas diariamente según el portal explored.com.ec.

Si nos decidimos a adoptar, adquirir o rescatar un perro es importante ser bastante observadores y reconocer su comportamiento. Si este es dominante o sumiso, si es juguetón o competitivo, si puede socializar o prefiere ser solitario.

Debemos aprender a identificar la agresividad en los perros antes de que pase algo de lo cual nos vayamos a arrepentir.

La agresión es un estado psicológico durante el que los perros manifiestan un elevado nivel de inestabilidad emocional. Esto provoca que perjudiquen a otros perros o se hagan daño a ellos mismos, sin medir las consecuencias.

La mayoría de casos de agresividad se dan porque el perro desea preservar su integridad fisica o para mantener la distancia con otro perro o persona.

¿Qué causa la agresividad?

 
La principal causa es el miedo, un perro cobarde o miedoso esta a un paso de ser agresivo. Para este caso debemos reconocer, evitar y rechazar las fuentes que originan este comportamiento. Existen pruebas que ayudan a determinar las causas del miedo y a corregirlo.

También se da por competencia con otro perro, en algunos casos – si el perro es salvaje o ya tiene una manada – debemos dejar que estas pelean sucedan, ya que es una pelea por jerarquia. Para evitar esto (en nuestra casa) debemos hacer notar a los perros que nosotros somos los líderes de la “manada” e imponernos para que ningún perro quiera ocupar el puesto.

Otras causas comunes son: comida, stress, territorio, hembras en celo, dolor, encierro, falta de socialización.

La agresividad produce rivalidad y distancia entre los perros. Además disminuye su concentración para adiestramiento o educación. Un perro agresivo siempre agrede a los más débiles (cachorros o viejos en su mayoría).

Es importante identificar pronto y corregir a tiempo para evitar que la agresividad aumente. Un perro agresivo es un perro solitario, un perro equilibrado es un perro feliz y sociable. Un guía responsable siempre está pendiente de su perro y de su entorno. Cuidar su alimentación, su salud física y mental es primordial.

Por ningún motivo se debe dejar a un perro solo con un bebé o con un niño menor a 8 años. Puede que los perros sean juguetones pero hay señales que los niños y los perros no identifican el momento de forma correcta, los perros se guian mucho por los olores, sonidos y movimientos. Los gritos y los abrazos no son comunes en el mundo de los perros y esto puede detonar en agresión hacia niños.

Ahora se preguntan: ¿es posible corregir las conductas que llevan a un perro a ser agresivo?
Claro que SI, lo vamos a desvelar en nuestro próximo artículo.

Abrir chat