La Aldea Canina es el lugar ideal para rehabilitar y educar perros recientemente rescatados. Nuestro instructor principal tiene más de 15 años de experiencia con canes, algo que nuestros clientes valoran a la hora de traernos su perros desequilibrados.

La gran mayoría de perros rescatados que llegan a nuestras instalaciones padecen de problemas conductuales graves, la inseguridad del día a día en las calles les genera un trauma extremadamente difícil de curar.

Desconfianza en los humanos, estrés, ansiedad, agresividad con personas y con otros perros, la necesidad de buscar comida en basureros e incluso el miedo a cualquier ruido como aspiradoras son algunos de los síndromes más comunes de estos casos.

En la Aldea trabajamos socialización, confianza y liderazgo (del dueño) para llegar a mejorar la vida diaria de estos canes y de las personas que han decidido rescatarlos.

Mediante técnicas novedosas y gran eficacia, trabajamos el lado psicológico del perro, permitiendo que confíe nuevamente en los humanos y haciendo posible que socialice de nuevo con otros perros. Nos enfocamos en contribuir a la tenencia responsable y a la buena convivencia humano/perro.